Mentiras son todas mentiras

Publicado: 19 agosto 2011 en A mi padre no le cuentes, Bajo el narcótico llamado Luna

Sé que estos últimos días han estado  de terror. Tanto que a veces pienso que ni los buenos días pueden compensar todo este daño que nos hemos hecho el uno al otro. A  pesar de eso, hay algo que nunca te he dicho. El día que te acercaste a consolarme, ese día incluso antes de que me miraras tuve un atizbo. Te juro por mi padre que es lo más sagrado en mi vida que sin conocerte, sin haber entablado más que una sola conversación contigo, al mirarte caminando por la orillita del edificio, por mi mente pasaron imágenes tan irreales para mi en ese momento que cuando hoy las recuerdo me dan risa.

Me ví viviendo contigo en una casa hermosa, con un patio gigante y verde en donde tú y yo jugábamos con un niño. Cuando terminé de ver eso sonreí y me dije a mi misma -Qué loca idea, qué irreal, ese cabrón ha de ser casado-  En eso me viste, te acercaste y bueno, lo demás es historia. Cuando  empezamos a salir, cuando me fuiste a buscar a la fiesta de Sara la verdad no lo podía creer. Es momento de confesarte que yo a esa fiesta no estaba invitada, es más no sabía de ella hasta que tú me dijiste que tenías pensado ir. Investigué el lugar y me autoinvité. Para ser sincera, Sara y yo no somos tan amigas como esa noche te dije. Es mi colega y la respeto. Algo en este universo me puso en esa fiesta, pero ella no fue.  Al final de la noche, cuando te marchabas no me quise ir contigo porque quería que te quedaras con ganas de mi, con ganas de volverme a ver y no porque quisiera estar con mis amigos como te dije. Ahora que me pongo a pensar, desde que te conozco y tuve esa visión que te digo he maquilado friamente todas las cosas para que tú, una por una descubrieras mis cualidades y te enamoraras de mi.
En ese momento, yo te veía grande, hermoso y muy próximo a lo perfecto. Lo único que te faltaba en la vida era alguien que materializara en palabras lo que sentías y pensabas, alguien que pensara al mismo tiempo que tú y fuera tu espejo de emociones. Alguien como yo.
Basta, no me veas con esos ojos ni me malentiendas, no es que yo haya sido una arpía, manipuladora y mentirosa. Nada de eso. Es simplemente que desde que tú llegaste a mi vida siempre supe lo que yo quería contigo. Yo te quería para el resto de mi vida. Quería llevarte de compras, de viaje, a comer, a cenar, a bailar, a la playa,  a tocar timbres de casas y echarnos a correr. A todo. Lo quería todo y lo quería contigo.

A mí, siento que me duró muy poco el sueño. Si por mi fuera me hubiera encerrado en tu casa para amarte diario durante años y no solamente ese mes. Es más, hubiera podido gritar a los cuatro vientos que desde ese día y para siempre ibas a ser el dueño de mis gerundios: “Andamos saliendo y cogiéndonos cariño” .  Un día desperté de ese sueño que los dos creamos juntos para sólo verlo desbaratarse.
 
Hoy de esa que te quiso tanto solamente queda la mitad. La otra mitad se la vive pensando sobre lo que dice su mente. Que tienes cuarenta, que si a esa edad los hombres casados son cabrones, los que son “libres” son más culeros, que me utilizas como bote de basura de tu ego, que no has hecho más que mentirme todo este tiempo.

Amor, no soy estúpida. Sé que piensas en otra y que hasta hace poco todavía se lo dices.  Yo creo que enterarme o imaginarme eso terminó con el trocito de tu corazón que te quedaba en mi cuerpo, el otro se hizo polvo después de escucharte decir – Tú y yo algún día vamos a terminar- -Vamos a disfrutar esto hasta que dure-  ¿Hasta que dure? pensaba. Hasta que dure qué si yo te quería para siempre.
 
Es tarde, estoy cansada y ya perdí la razón de esta serie de confesiones. Quiza quise dejarte ver que en esta relación los dos hemos mentido. Yo te mentí, te mentí hasta el pinche cansancio con tal de verte a mi lado cuando pensaba que me querías. Mentí cuando te dije que ya me sentía mejor al llegar a verte al Coyote cuando en realidad el dolor de cabeza me estaba matando. Mentí cuando te dije que estaba bien coger sin condón. Que no había pedo cuando ahora no tienes idea de cuanta sozobra tengo al respecto. Mentí cuando te dije -Bueno, no te preocupes, ahorita veo cómo lo resuelvo- cuando en realidad quería decirte -Te necesito, no seas culero y ven a prestarme varo porque perdí mi cartera y no he comido-.  Mentí, mentí y mentí y no tienes idea de cuanto me arrepiento porque si yo te hubiera dicho -No puedo ir al Coyote, me siento muy mal, me duele mucho la cabeza- yo ahora no sentiría coraje porque cuando yo te invité a la fiesta de mis amiguísimos de años dijiste -No puedo estoy cansado-.  
Ayer frente a la ventana pensé algo muy cagado. Yo vivo aterrada de la soledad. Le tengo pavor. Odio a la chingada soledad y si por mi fuera llenaba mi casa de perros con tal de no vivirla. Es irónico que siendo tu novia tantas veces me haya sentido tan sola.
Lo que yo te propongo, no es que seas mi amante. La verdad es que no eres tan bueno en la cama. Propongo que seas mi amigo y mi free. Ser tu novia ahora para mí significa ser la imbécil crédula. La que no se quiere, la poco orgullo, la pendeja. Sentir que soy eso último es un lujo que en este mundo yo ya no me puedo dar.
Me he asomado a tu lado oscuro y me quedé prendada. A veces para que esto que nos pasa no me duela tanto, recuerdo ese atizbo que te platico y me digo a mi misma -Por algo pasan las cosas-. Me gusta imaginar que ese día llega, me gusta imaginar que todavía nos queremos.

Anuncios
comentarios
  1. Bien, asumamos que hay de mentiras a mentiras y, tal vez, la última es una de las más grandes… Porque tal vez resulte que cambiar de estado por otro que es lo mismo, pero con otro nombre, no resulte y todo esto siga doliendo… No?

  2. el chingon dice:

    batallas porque quieres, mejor vente conmigo y yo te trato como te mereces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s